Compartir...

Firmar un contrato de prestación de servicios, pedirle de vuelta las facturas entregadas y no darle su Fiel son algunas claves.

Imagine que recibe la noticia de que en los próximos meses tendrá un problema fiscal: será víctima de fraude. Tal vez usted no se ha dado cuenta, o cree tenerlo todo bajo control, pero hay una persona que sabe todo sobre usted: su nombre, dirección, cuánto dinero gana, en qué invierte, cómo gasta y probablemente hasta cuánto tiene en sus cuentas bancarias. Esa persona es su contador. ¿Qué haría para prevenirlo?

Los especialistas identifican algunas claves para que, sin tener una bola de cristal que lea el destino, el contribuyente pueda evitarse un buen susto en el futuro. Cumplir con sus obligaciones fiscales no sólo es un asunto de pagar impuestos, es también un tema de seguridad que el contribuyente debe asumir, dijo Pedro Canabal, vocero del Servicio de Administración Tributaria (SAT). “No es malo acudir a un contador, lo malo es no tomar las medidas de vigilancia adecuadas”, advirtió.

1. BUSQUE CONTADOR DE CONFIANZA

Si usted no conoce a ningún contador de toda su confianza o es primerizo en el cumplimiento de obligaciones fiscales, puede acercarse a los colegios de contadores públicos de los estados que estén afiliados al Instituto Mexicano de Contadores Públicos, recomendó el vocero del SAT. Para localizar estos organismos locales puede buscarlos en: www.imcp.org.mx.

2. FIRME UN CONTRATO Y PIDA IDENTIFICACIÓN

Firme un contrato de prestación de servicios con el contador en el que quede claro qué documentos le entregará, cuánto y cómo le va a pagar. El contrato puede tener una vigencia definida y a su vencimiento usted puede decidir si quiere renovarlo o no. “Esto sirve porque a veces las personas entregan todo al contador y en caso de controversia éste puede desconocer el servicio”, dijo el vocero de la dependencia.
Además pida una copia de su cédula profesional y copia de su identificación oficial, recomendó Canabal.

3. GUARDE BIEN SU ACUSE DE RECIBO

Una vez que se presenta la declaración anual o las declaraciones parciales, el SAT entrega un certificado de recepción o acuse de recibo, documento que el contribuyente debe tener en su poder para asegurarse de que el contador realizó el trámite, dijo Claudia Campos, socia de Impuestos y Servicios Legales de PricewaterhouseCoopers (PwC). Este acuse contiene el número de operación, la fecha de presentación y sello digital.

4. NO ENTREGUE SU FIEL NI CIEC

Es común que los contribuyentes le entreguen su Firma Electrónica Avanzada (Fiel) o Clave de Identificación Electrónica Confidencial (CIEC) a su contador para que realice trámites a su nombre, expuso Jorge Sánchez Hernández, presidente de la Academia de Estudios Fiscales y también consultor de Deloitte.

Sin embargo, esto conlleva un alto riesgo, reconoció. “Entregar su Fiel o CIEC es tanto como firmar un papel en blanco al contador”, dijo.

Lo que el contribuyente puede hacer es que cuando un trámite requiera la Fiel o la CIEC, se reúna con el contador y sea el contribuyente el que ingrese sus claves secretas.

Así la persona recibe asesoría y no entrega ninguna clave.

5. VIGILE SU HISTORIAL POR INTERNET

“Todos tenemos un portal personal en el SAT al que podemos acceder con nuestro RFC y claves secretas. Si por alguna razón no tenemos el acuse de recibo de las declaraciones, nos metemos al SAT y ahí podemos ver la información de nuestras obligaciones y pagos”, explicó Pedro Canabal Hermida.

“Si yo veo que no tengo hecha una declaración y mi contador me dijo que sí la hizo, entonces ahí puedo darme cuenta y puedo preguntarle qué pasó”, dijo.

6. GUARDE SUS FACTURAS

Si entrega sus facturas al contador, es necesario que se las pida de regreso y las conserve cuando menos por cinco años. Ése es el periodo en que la autoridad todavía tiene facultades para revisión, explicó Claudia Campos, de PwC.

“Este año los comprobantes son todo un tema porque estamos en una etapa de transición. Todavía este 2012 los habrá en papel y digitales pero es importante conservarlos”, dijo.

Así, si termina su relación con el contador, usted tendrá sus documentos.

7. LEA LOS CORREOS QUE LE ENVÍE EL SAT

Si recibe correspondencia del SAT, léala antes de entregarla al contador. “Conocemos historias en las que el contribuyente entrega las cartas al contador antes de leerlas él mismo, pero lo que le estamos avisando en ellas es que hay algo mal en el cumplimiento de sus obligaciones, por lo que los controbuyentes nunca se enteran de las irregularidades”, comentó Canabal Hermida


Compartir...